Última actualización: 25/06/2021
Auch verfügbar in:

Nuestro método

11Productos analizados

20Horas invertidas

6Estudios evaluados

69Comentarios recaudados

Muchos de nosotros hemos aprendido a tocar algún instrumento. Bien como parte del programa académico o como un hobby, implicarse de esta forma en la música es muy positivo. Uno de los instrumentos más populares es la guitarra. Se trata de un artefacto musical de cuerda muy versátil y que presenta numerosos beneficios a diferentes niveles. Por ello, despierta cada vez mayor interés en aquellos que desean empezar a incursionar en la composición.

Aunque aprender a tocarla no es excesivamente complicado, su dominio requiere años de práctica. Por tanto, es un instrumento desafiante e ideal para las personas a las que les gustan los retos. Su popularidad se ha extendido, actualmente, a lo largo de todo el mundo y, de hecho, se emplea en numerosos géneros musicales. En el presente artículo, abordaremos en detalle algunos aspectos sobre la misma. ¡Acompáñanos!




Lo más importante

  • La guitarra es uno de los instrumentos con más fama a nivel mundial. Su aprendizaje no resulta excesivamente complejo y conlleva numerosos beneficios.
  • Es importante conocer bien la guitarra, identificar sus partes y entender cómo funciona. Cada elemento cumple una función en la producción del sonido.
  • En cuanto a los criterios a considerar en la compra, el tamaño o los materiales empleados suelen ser importantes. También, elegir cuál nos conviene más, según nuestra experiencia previa o estilo musical favorito.

Las mejores guitarras del mercado: nuestras recomendaciones

En el presente apartado, vamos a describir y comentar algunas características de las mejores guitarras que existen actualmente en el mercado. Mencionaremos sus prestaciones y características, así como aquello que suelen destacar los usuarios. La idea es guiarte en la compra de un producto muy personal y que se debe adaptar a tus propios objetivos.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre la guitarra

La guitarra, como todo instrumento, se puede tocar por afición o a nivel más profesional, como miembro de una banda o grupo. En todo caso, debemos tener claros ciertos aspectos cuando decidimos comprar este instrumento. Por ejemplo, conocer las diferencias entre los distintos tipos, el mantenimiento que requieren y los beneficios de aprender a tocarla.

Joven con guitarra

La guitarra es un instrumento cuyo dominio requiere mucha práctica. (Fuente: Ramiro Mendes: x3aAeCQ8Io8/ Unsplash)

¿Qué tipos de guitarras existen actualmente?

En este apartado, comentaremos los principales tipos de guitarras que podemos encontrar en la actualidad. Las mismas se dividen en dos categorías principales:

  • Guitarra clásica: Es la que, comúnmente, se denomina guitarra española, origen de muchas de las versiones actuales. Está compuesta por seis cuerdas de nylon y construida con maderas de calidad, como el cedro. Gracias a ello, estas guitarras producen un sonido dulce y natural típico, por ejemplo, en el flamenco. Su principal diferencia respecto a otros tipos radica en el diapasón, más plano, ancho y sin curvatura. Posee un mástil más amplio que los otros tipos de guitarra.
  • Guitarra acústica: Estas utilizan cuerdas elaboradas con nylon y alambre, aunque también pueden incorporar cuerdas métalicas. Además, cuentan con una caja de resonancia que amplifica el sonido producido por la vibración de aquellas. Son ricas en armónicos y muy populares en la música americana. Es un tipo de guitarra muy versátil y se adapta a una gran variedad de géneros musicales (blues, pop, jazz, entre otros). Podemos encontrarlas de 6 cuerdas, más convencionales, o de 12. Además, según su forma de difundir el sonido, pueden subdividirse en acústicas o electroacústicas. A estas últimas, se les añaden pastillas para amplificar su sonido.
  • Guitarra eléctrica: Las guitarras eléctricas son las que tienen uno o más transductores electromagnéticos o pastillas. Estas convierten las vibraciones de las cuerdas en señales eléctricas que podemos amplificar y procesar. Para su funcionamiento, requieren ser conectadas a un amplificador mediante un cable. Estos modelos poseen cuerdas de metal y pueden ser de cuerpo hueco o sólido, las cuales no tienen caja de resonancia. Un híbrido entre ambas son las de cuerpo semisólido, con una caja más pequeña de lo normal. Cada una es ideal para un estilo musical concreto.

¿Cuáles son las partes de una guitarra?

La elección de tu próxima guitarra no puede hacerse desde el completo desconocimiento. Además de conocer las distintas versiones que existen, debes tener una mínima noción de las partes que la componen. Una guitarra está formada, principalmente, por estas tres partes:

  • Caja de resonancia: Es el elemento más grande del instrumento. Tiene, a su vez, una parte inferior llamada fondo y una superior llamada tapa armónica. Presenta unos cierres laterales conocidos como aros. En las guitarras eléctricas, se le denomina cuerpo.
  • Mástil: Es la pieza larga de madera que sobresale de la caja.
  • Cuerdas: Normalmente son 6 y se enumeran empezando por la más cercana al suelo, que sería la primera.

Junto a los elementos mencionados anteriormente, existen otras áreas que conforman la estructura de la guitarra, las cuales son:

  • Boca: Es el agujero en el centro de la tapa armónica. Por ella, fluye el sonido que genera la vibración del aire de la caja.
  • Puente: Es la pieza donde se sujetan las cuerdas a la tapa armónica.
  • Selleta: Es una pieza pequeña incluida en el puente y sobre la que se apoyan las cuerdas.
  • Clavijero: Es la parte del mástil más alejada de la caja de resonancia. En ella, se sujetan las cuerdas y están las clavijas, que permiten modificar la tensión de las cuerdas y afinarlas.
  • Cejuela: Es la pieza donde apoyan las cuerdas en el extremo del mástil, antes del clavijero.
  • Diapasón: Es una fina pieza de madera unida al mástil y la tapa armónica, que va desde la boca de la guitarra hasta la cejilla.
  • Trastes: Son unas delgadas piezas metálicas incrustadas en el diapasón.

¿Cada cuánto deben cambiarse las cuerdas de la guitarra clásica?

Cambiar las cuerdas con regularidad mejorará el sonido de la guitarra, ayudando a evitar que se rompan de forma inoportuna. Además, el sonido con las cuerdas viejas tienda a deteriorarse y perder calidad, pudiendo llegar a desafinar. Especialmente, si la usamos con mucha frecuencia. Por tanto, si queremos sacar el máximo partido a la guitarra, las cuerdas deben cambiarse con cierta frecuencia.

Con el tiempo las cuerdas pierden su elasticidad y vitalidad, debido a la sal de nuestro sudor y al óxido.

La referencia habitual es reemplazarlas una vez cada doce semanas, pero no hay una regla universal, en este sentido. De hecho, para saber cuándo se deben modificar, existen varios factores e indicadores a tener en cuenta, entre ellos:

  • El tiempo que toquemos: El sonido óptimo de la cuerda oscila entre las 15 y 20 horas de uso. A partir de ese momento, comienza progresivamente su desgaste y corrosión.
  • Menor estabilidad de la afinación: La frecuencia de la afinación va creciendo producto de una merma en la calidad de las cuerdas, con la consecuente alteración del sonido deseado.
  • La sudoración de las manos: Si es muy alto y no nos preocupamos de limpiar y secar el instrumento después de tocarlo, las cuerdas durarán poco.

¿Qué accesorios admite una guitarra?

La guitarra es un instrumento que admite numerosos accesorios, algunos más necesarios o importantes que otros. Sin embargo, todos juegan su papel en cuanto a mejorar la experiencia con este instrumento. Podemos destacar los siguientes:

  • Afinador: Es un dispositivo eléctrico que, mediante un signo visual, indica cuál es el sonido más adecuado en cada cuerda. Por tanto, ayuda a afinar los tonos de las cuerdas de una guitarra de manera más rápida que con el oído o las manos. A su vez, existen, actualmente, afinadores online tanto en webs como en forma de apps.
  • Capo o cejilla: Una cejilla es un elemento que se usa para variar el tono de la guitarra, colocándola sobre el mástil. Permite tocar y cantar en tonos más altos de manera más cómoda y sencilla. Existen cejillas rectas, usadas en guitarras clásicas y flamencas, y curvadas, para guitarras acústicas y eléctricas.
  • Púas: Es un accesorio muy útil, sobre todo, para principiantes, y se emplea con mayor frecuencia en guitarras eléctricas. Permite tocar las cuerdas con precisión y estilos diferentes, y vienen en diferentes tamaños y materiales.
  • Correas: Su función principal es sostener la guitarra y distribuir el peso en la espalda, asegurando que se mantenga pegada al cuerpo. Permiten, por tanto, mantener la comodidad cuando tocamos de pie. Están disponibles en una gran variedad de diseños y modelos (cuero, tela, plástico). Sin embargo, lo más importante es que sean ergonómicas.
  • Amplificador: Es un aparato electrónico con el cual se aumentan las señales de audio emitidas por la guitarra, para que el sonido se produzca por altavoz. Tanto para guitarras eléctricas como electroacústicas, un amplificador puede modificar el tono del instrumento, enfatizando o atenuando ciertas frecuencias, y añadiendo efectos como la distorsión.
  • Funda o estuche: Para la comodidad al transportar o guardar nuestra guitarra, deberemos tener un estuche o funda que se adapte a nuestro modelo. Los estuches, por ejemplo, suelen ser específicos para cada modelo de guitarra, mientras que las fundas suelen ser más versátiles.

Apuesto joven con la guitarra eléctrica que se sienta en el amplificador en el cuarto de madera

El amplificador es un accesorio necesario para tocar la guitarra eléctrica (Fuente: Galina Peshkova 65318126/ 123rf)

¿Qué beneficios tiene tocar la guitarra?

Al igual que sucede con otros instrumentos y con la música en general, tocar la guitarra tiene diversos efectos positivos:

  1. Mejora las relaciones sociales al potenciar la interacción con los demás, principalmente, si formamos parte de algún grupo o banda.
  2. Favorece la concentración y la estimulación cerebral al tener que recordar la posición de los dedos y las diferentes notas.
  3. Fomenta la creatividad al ser una forma de expresarse con libertad.
  4. Reduce el estrés. La atención y concentración que requiere la guitarra permite despejar la cabeza y olvidar otros problemas.
  5. Incrementa la confianza conforme se va dominando el instrumento, a la vez que se van componiendo y tocando canciones propias.
  6. Mayor coordinación auditiva y táctil. Llegar a dominar la guitarra requiere una buena coordinación manual. Asimismo, es importante una correcta audición para percibir mejor los sonidos y reconocer las notas.

Criterios de compra

La compra de una guitarra es una decisión importante, sobre todo cuando queremos implicarnos en un aprendizaje a largo plazo. Por ello, en este apartado incluimos algunos criterios y consejos a tomar en consideración al comprar este instrumento.

Materiales

Una buena elección de la madera, sobre todo en las guitarras acústicas, es importante para el sonido y el tono. Para determinar esta calidad, la tapa es el elemento más importante, pues el sonido que generan las cuerdas se transmite del puente a ella, desde donde es amplificado. Cuanto más grande sea la tapa, más fuerte será el sonido. Dichas tapas se fabrican, normalmente, con maderas macizas o laminadas de abeto.

El laminado no suele producir un sonido tan rico como la madera maciza, al no vibrar tan bien como ella. Puede ser, sin embargo, una buena opción para los principiantes, que no necesitan pagar por la máxima calidad para empezar. Además, algunas guitarras emplean materiales alternativos que logran un buen sonido.

Cuerdas

En el campo del sonido de la guitarra, es importante el material con que están fabricadas las cuerdas. Estas pueden ser de nylon, empleado en guitarras clásicas y bueno para iniciarse, al ofrecer menos resistencia; de bronce, el cual ofrece sonidos brillantes, cálidos y duraderos; y de acero, para guitarras eléctricas que producen sonidos potentes, como en el rock and roll.

Además del nylon, dos elementos incorporados ocasionalmente son el carbono y el titanio. Por otra parte, debemos tener en cuenta dos aspectos al adquirir y cambiar las cuerdas. Por un lado, la tensión de las mismas, la cual puede ser normal, alta o muy alta, ofreciendo cada una distinta sonoridad. Se recomienda empezar con cuerdas de tensión normal y confirmar, para su mantenimiento y durabilidad, que estén recubiertas.

Mujer bonita con la guitarra eléctrica y el amplificador

El material más habitual en las cuerdas de la guitarra eléctrica es el acero (Fuente: Galina Peshkova : 84273213/ 123rf)

Tamaño

En este criterio, se tiene en cuenta la distancia entre el clavijero de la guitarra y el puente. Dicho intervalo es el diapasón y, en función de su valor, se distinguen cuatro dimensiones: 1/4, 1/2, 3/4 y 4/4. Se recomienda ir incrementando el tamaño en ese orden, paralelamente al crecimiento medio del niño, hasta los 11 años.

Una guitarra con un cuerpo de tamaño medio será lo suficientemente grande como para resonar bien, con una buena mezcla de volumen y claridad.

El diapasón tiene cierta influencia en el sonido del instrumento. Cuanto más pequeño sea, más fácil y cómodo será tocar la guitarra, ya que la tensión de las cuerdas será menor. Por el contrario, un diapasón más largo supone mayor tensión y menor capacidad de reproducción, pero un sonido más brillante. También, es relevante el tamaño de la caja de resonancia, pues influye directamente en el sonido proyectado.

Experiencia y uso

Conviene tener claro el uso que le daremos a la guitarra, así como nuestro nivel y presupuesto. La opción más recomendable para empezar puede ser la guitarra clásica. Es útil para aprender los acordes, al estar las cuerdas más distanciadas. Además, suele tener precios más asequibles y permite cambiar, posteriormente, a otro modelo.

Una vez se ha adquirido cierta experiencia con la clásica, podemos probar con la guitarra acústica. Esta ofrece gran versatilidad y admite un rango de estilos más amplio. Sin embargo, es algo más compleja de ejecutar por la mayor tensión de las cuerdas y su mástil más estrecho. Hay menos espacio para los dedos y se requiere, por tanto, un mayor esfuerzo.

Finalmente, la guitarra eléctrica ofrece la ventaja de que sus cuerdas no están demasiado tensas, algo importante para iniciarse. Sin embargo, necesita un amplificador, lo que implica un mayor gasto.

Ventajas Inconvenientes
Guitarra clásica Es más suave para los dedos y el diapasón ancho facilita tocar los acordes

Permite transicionar a otros modelos

Precio más económico

Los estilos de música son más acotados
Guitarra acústica Gran versatilidad y compatibilidad con un amplio rango de estilos

Permite también transicionar a otro tipo

Mayor esfuerzo de la mano para tocarla

Más difícil acostumbrarse

Guitarra eléctrica Cuerdas menos tensas que facilitan la ejecución y adaptación

Ideal para diferentes estilos

Necesita amplificador

Difícil cambiar después a otro modelo 

Preferencias y estilos musicales

La guitarra, como ya se ha comentado, ofrece la ventaja poder acompañar e, incluso protagonizar, muchas canciones y estilos musicales. Para que el sonido sea lo más parecido a lo que se quiere tocar, habrá que analizar primero qué estilo se busca.

Debemos pensar, por tanto, en el repertorio que más nos guste o interese y en la guitarra que más se adapte a él. Lógicamente, si se quiere tocar, por ejemplo, heavy metal, conviene optar por una guitarra eléctrica. Por el contrario, para música latina o folclórica, la clásica debe ser la primera opción.

Resumen

La guitarra es un instrumento que se adapta a diferentes estilos musicales y puede resultar muy desafiante. Llegar a dominarla requiere tiempo y constancia, pero, a su vez, posee numerosos beneficios. Además, entre sus diferentes tipos existen muchos modelos y marcas, por lo que los criterios de compra, en este caso, son muy subjetivos.

Dependerá, fundamentalmente, de nuestros objetivos y experiencia con la guitarra el que nos interese más una u otra. En cualquier caso, es importante que los materiales sean de calidad para un mejor sonido.

Si te ha resultado útil y te ha gustado el artículo, agradecemos tus comentarios. Del mismo modo, te invitamos a difundirlo para que otras personas interesadas conozcan más a fondo este instrumento. ¡Gracias!

(Fuente de la imagen destacada: Andre Mosele: b6H12dhARzk/ Unsplash)

Evaluaciones